Errores que no puedes cometer en Instagram

Instagram se ha convertido rápidamente en un portal para nuevos productos y nuevos negocios con más de  300 millones de usuarios.

Es una de las redes sociales donde puedes encontrarme y desde hace tiempo, no me sorprende ver a muchas compañías acudiendo a esta plataforma visual. Aunque la mayoría de ellas son bien recibidas en Instagram, pocos usuarios quieren ver su muro lleno de imágenes de marcas o anuncios no deseados puesto que esta red social no fue inicialmente diseñada para eso.

Con el fin de mantener y aumentar el valor de la aplicación, las marcas deben tener cuidado de no estropear nuestro experiencia al administrar u orientar mal sus imágenes y prácticas.

No hay nada peor que verse completamente perdido cuando la audiencia potencial está compuesta principalmente por personas de entre 16 y 24 años.

Enlace inexistente en la biografía de su cuenta

La biografía de tu perfil es el único lugar donde puedes agregar un enlace hacia tu sitio Web u otro site al que te interese llevar tráfico, lo que lo convierte en un espacio extremadamente valioso. Desafortunadamente, muchas empresas todavía no lo hacen, perdiendo una oportunidad significativa para construir su marca y su base de clientes.

Cuando los usuarios visitan tu feed de Instagram y admiran todos los productos o servicios valiosos que les muestras, una de las primeras preguntas que harán es “¿Dónde puedo obtener esto?”. Por esta razón insertar un enlace en tu biografía es la forma más fácil para que tu audiencia encuentre tu sitio Web de manera rápida y sin esfuerzo.

Sin compromiso con otros usuarios

Como la mayoría de las redes sociales, Instagram no es el tipo de plataforma que solo necesitas “instalar y dejar ahí sin más”. Para aprovechar todo el potencial de esta herramienta, debes seguir a otros usuarios relevantes (búscalos mediante búsquedas de hashtags, a través de la página de descubrimiento u observando qué suscriptores te siguen) e interactúa con ellos. No te recomiendo que entres en un frenesí de amor con cada publicación pero puedes comentar sus fotos de manera oportuna.

Del mismo modo, si alguien deja un comentario en una de tus imágenes, es conveniente que le contestes. La comercialización y promoción de una marca se trata de establecer relaciones, por lo que es natural entablar conversaciones con tu comunidad de Instagram.

Uso incorrecto de los hashtags

El 91% de las publicaciones de Instagram contienen entre uno y siete hashtags, lo que demuestra su poder. Sin embargo, como en muchas áreas, esta práctica habitual puede hacer más daño que bien a tu marca o imagen.

Un mal uso de los hashtags puede darse mediante:

  • Sobreexplotación de los mismos o por el contario, no falta de ellos.
  • Uso de hashtags que no son irrelevantes.

La función principal de los hashtags es facilitar el descubrimiento para que otros puedan encontrar temas y usuarios interesantes mediante el uso de palabras clave adecuadas.

Si contaminas las publicaciones de sus hashtags que son demasiado numerosas o inadecuadas, depreciarás tu cuenta y correrás el riesgo de perder credibilidad. Además, ofrecer contenido de calidad sin un hashtag es incorrecto y pierdes una gran oportunidad para que descubran tu marca.

Demasiada publicidad

Al igual que con cualquier otra herramienta promocional, aparentemente, publicitar tu marca en Instagram es la forma más segura de aumentar tu visibilidad online.

Si solo publicas imágenes de tu propio producto o logotipo, tus suscriptores seguramente perderán interés. En su lugar, adopta un enfoque más sutil e intenta mostrar visualmente los valores que tu marca o producto incorpora como un todo. Se original.

Abuso o falta de publicaciones

Saber exactamente cuántas fotos publicar en Instagram diariamente o semanalmente es algo que me preguntan mucho. La evaluación de este número dependerá de tu audiencia ya que sus actos te dirán si publicas demasiado o no lo suficiente.

Pero, al igual que con demasiada publicidad, la comunicación con demasiada frecuencia dará a tus suscriptores la sensación de estar saturado de spam y ser solicitado constantemente, lo que no es la mejor manera de hacer amigos.

Sin embargo, cuando no publicas lo suficiente, tus suscriptores pueden pensar que descuidas tu cuenta, o más probablemente, que te olvidas de ellos. Aquí tienes algunos consejos para facilitar tu trabajo:

  • Planea publicar regularmente: De hecho, tratar de compensar una semana sin un mensaje por 10 publicaciones seguidas durante el mismo día rara vez pasará desapercibido. Al utilizar la integración de Hootsuite en Instagram para programar mensajes, puedes hacer un seguimiento de tu programación de publicación con mayor facilidad y asegurarte de que la publique de forma regular.
  • Mira la frecuencia de publicación de cuentas populares (calidad) en Instagram e intenta tomar un ejemplo de ellas así como coger ideas. Sigue siendo original y no copies a nadie.

Al seguir estas simples recomendaciones, tus seguidores notarán como les aportas valor, un principio crucial de las redes sociales en general.

Imágenes de mala calidad

Instagram es una herramienta visual, por lo que, si tienes una marca o negocio, no es nada recomendable publicar imágenes desagradables o poco atractivas. Dado que inicialmente también es una herramienta móvil, la gente espera que la mayoría de las fotos se tomen y descarguen desde un teléfono móvil. Sin embargo, con algunas fotografías básicas y las innumerables aplicaciones de edición disponibles, no hay excusa para las malas fotografías.

Aquí hay algunos principios básicos de la fotografía con teléfonos móviles para ayudarte a mejorar tu experiencia en Instagram:

  • Comparte muchas buenas fotos del mismo tema.
  • Sigue el brillo y siempre captura fotografías bajo la luz indirecta del día si es posible, o durante la “hora dorada o azul”. Además, ten en cuenta las sombras y los reflejos involuntarios que pueden aparecer en tus imágenes (como los de tu teléfono), ya que distraen del tema principal y devalúan la calidad de la imagen.
  • Edita la foto elegida pero intenta no abusar de los filtros.
  • Encuentra tu estilo visual y síguelo siempre. La uniformidad de tus imágenes permite una cohesión general y es la garantía de una cierta credibilidad.

No ignores los números

Una vez que tengas una cuenta bien establecida, puedes tener la tentación de seguir publicando a ciegas. Sin embargo, para utilizar Instagram de manera óptima, es necesario prestar atención a los números.

A base de realizar ensayos de prueba y error, descubrirás qué días y horarios son los mejores para obtener respuestas y participación (en Me gusta, comentarios y suscriptores).

Tanto si estás creando una marca o buscando aumentar la visibilidad online de tu negocio, necesitas realizar un uso adecuado de Instagram para alcanzar tus objetivos.

¿Necesitas ayuda para conseguir una buena reputación online? Cuéntame tu proyecto y te asesoraré acerca de las mejores prácticas para establecer una buena estrategia de marketing en redes sociales.

Deja un comentario